Históricamente, algunos proyectos han intentado el despegue de una comunidad científica en español. En 1940, algunos de los científicos españoles y latinoamericanos más brillantes de la época, como el ex director del Museo Nacional de Ciencias Naturales, el entomólogo Ignacio Bolívar, fundaron en México Ciencia. Revista hispanoamericana de Ciencias puras y aplicadas. La publicación fue censurada en España por la dictadura de Francisco Franco hasta su desaparición en 1975. ”El hecho de ver reunidos tantos nombres de la ciencia española exiliada trabajando y publicando desde México en colaboración con una selecta y numerosa lista de científicos hispanoamericanos parece que fue resentido por las autoridades tiránicas franquistas como una agresión peor que los ataques militares”, escribió Francisco Giral, uno de los fundadores.