Cada viñeta de Antonio Fraguas Forges destilaba ingenio y brillantez, despertaba una sonrisa y animaba a la reflexión, y lo mismo ocurrió con cada uno de los dibujos que dedicó a la ciencia y a la tecnología, y desde su tribuna describió escenarios descacharrantes para los avances más vertiginosos.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha inaugurado hoy “La Ciencia según Forges”, una exposición que recopila 66 viñetas que el humorista gráfico dedicó a la ciencia y la tecnología entre 1995 y 2018.

El cambio climático o la pérdida de biodiversidad, pero sobre todo la reivindicación a través de sus viñetas de más recursos para la investigación y la denuncia de la situación de los becarios y la precariedad en este sector fueron siempre temas recurrentes en sus entradas en el diario “El País”.

Read the original article